Miércoles, 15 de Julio de 2015. Amanecemos en este entorno idílico (Pirineo Aragonés) con el único plan de coger las bicis e irnos hasta el pueblo francés de Arreau, desde el que nace el Col D’Aspin, lugar que pensamos utilizar para ver a los corredores en estado de sufrimiento. Como siempre, nuestro plan no tiene ni la más mínima laguna, unos 45 km desde donde estamos hasta allí, eso nos lo hacemos en 2 horas yendo tranquilos,a por ello.

Seguir leyendo