Si por algo se caracterizan las fiestas navideñas son por los excesos culinarios. Por ello, los amigos del Club Ciclista Lucero, encontramos la excusa ideal para hacernos el carril bici a Soto del Real.

Seguir leyendo