Queremos dedicar este espacio de hoy para mandar un fuerte abrazo a nuestro amigo Carlos y a toda su familia. Están teniendo que afrontar la marcha de su abuelo en ese último viaje sin retorno que a todos nos tocará.

Todo nuestro amor para con vosotros y nuestro homenaje a tu querido abuelo. Namaste, Carlos.