Pues como reza el título de esta entrada, este pasado puente en el día de la Comunidad de Madrid nos dimos un atracón de kilometros, risas y “buen rollo”, una experiencia exigente pero muy gratificante.

El Club Lucero, llevaba tiempo detrás de una marcha de esta envergadura, al final se dio con el día adecuado para hacerla, la convocatoria tubo una aceptación por encima de lo esperado y ya solo este aspecto concluía en que pasase lo que pasase merecía la pena realizarla.

Seguir leyendo