Es jueves, 16 de Julio de 2015 y me encuentro durmiendo en un camping al lado del precioso pueblo de Bielsa. Ayer, entre cervezas, dijimos de levantarnos temprano para ir a ver la salida de la etapa a Lannemezan, que nos pilla cerca, pero como siempre el saco de dormir se nos ha quedado pegado y ya va a ser que no llegamos… Plan alternativo, coger el coche e irnos a Plateau de Beille a ver la última ascensión del día.

Seguir leyendo