Algo más de una semana después de la prueba es buen momento de contar la aventura vivida en mi primera incursión representando al club ciclista Lucero en la más famosa marcha a nivel nacional (e incluso Europeo) la Quebrantahuesos (QH).

Seguir leyendo