Acabadas las Navidades, ya va siendo hora de empezar las rutas, objetivos y propósitos de año nuevo…

Algunos integrantes del club llevábamos varias semanas dando vueltas a esta zona de la Comunidad de Madrid, San Martin, Pelayos, El Tiemblo, Pantano de San Juan, la verdad es que hay donde elegir, no todo es Guadarrama.

Aparte del “Castañar del Tiemblo”, que es una ruta obligada en otoño por lo bonito que se pone la zona, “Las Marias” de San Martin de ValdeIglesias, es otra de las rutas que asegura diversión y por eso decidimos hacerlas una visita.

Convocados en el “Meson del Puerto” antes de llegar a Pelayos de la Presa, un mesón ideal para acabar las rutas y recomendable totalmente, eso si, su parking mas allá de las 9:00 a.m puede estar a tope.

Nuestra ruta basada en wikiloc no sale de San Martín como el original y se deja el transito por el canal del Alberche para el final, un llaneo para estirar las piernas antes del final, por lo que nuestro primer objetivo es el Cerro de San Esteban.

Cerro de San Esteban:

Abandonamos la M-501 por la gasolinera a la entrada de Pelayos de la Presa rumbo al Club Náutico, tras pasar los farallones del embalse de San Juan atacamos el cerro sin éxito, ni en frió ni en caliente, las rampas son inabordables, lajas de piedra que incluso cuesta subir a pie, una vez coronado, y con un buen calentón encima, bajamos la primera trialera del día que nos lleva hasta la misma orilla del embalse, en la bajada reventón de la rueda trasera de Pepe sin consecuencias para su integridad, y un pino cortándonos el paso.

DCIM100GOPRO

Pino cortando el sedero

Pepe arreglando un reventón

Tras está primera escena donde entramos en calor mas de la cuenta, enfilamos el Camino de los Molinos para llegar a San Martin de ValdeIglesias y de allí a la Dehesa de Canto el Guarro nuestra primera “maria”.

Canto el Guarro:

Salimos por tanto de San Martin de ValdeIglesias por la Ermita del Cristo de la Sangre a unos 600 metros de altitud, toca subir 200 metros de acumulado para hacer esta primera “maria”, la subida es sencilla, cómoda, en un primer tramo por “carreterilla” que da acceso al famoso “Bosque Encantado”, dos kilómetros  mas arriba coronamos la dehesa y nos disponemos a bajar otros dos kilometros…

Canto Guarro, descansito para reponer fuerzas

Esta primera bajada, no tiene complicaciones, el primer kilómetro es suave, el segundo pica mas fuerte hacia abajo, simplemente eligiendo bien la trazada se llega al final sin problemas.

De Cerro Valdenoches a Cerro de las Mucas:

Los siguientes siete kilómetros son la subida del día, con tramos de descanso y pequeños tramos de bajada pero siempre ascendiendo, los últimos 800 metros suben a las antenas con un fuerte rapón donde hay que coger aire y apretar los dientes hasta la cima, la idea de coronar el Cerro Valdenoches es la única motivación, desde estos casi 900 metros de altitud se divisan las cuatro Torres de Madrid y son las mejores vistas del día.

DSCN6716

Breve parada en el Cerro Valdenoches

La bajada desde aquí, se hace por el cortafuegos unos 700 metros que no compensan el esfuerzo previamente realizado pero que son inevitables para alcanzar el Cerro de las Mucas, desde este cerro sale una de las bajadas (sino la que mas), mas divertidas en esta parte de la región.

DSCN6731

Preparándonos para bajar las Zetas de Mucas

“Las zetas de las Mucas” son espectaculares, dos kilómetros de bajada con trialeras, peraltes, piedras, todo rodeado de un entorno precioso de bajo monte, sendero estrecho donde a ratos puedes descansar la bajada escasos segundos sobre el sillín, las zetas son abiertas, por lo que no tiene ninguna dificultad, todas las zonas rotas tienen su paso fácil y los escalones que te vas encontrando se sortean con un poco de técnica, parece que está hecha a la carta, tiene lo justo de todo, sin duda la meteremos en todas nuestras próximas visitas.

Cerro del Pajar del Fraile:

Esta última parte de la ruta, sacó a relucir las fuerzas que nos quedaban, con medio grupo algo tocado ya de fuerzas por tanto “rompepiernas”, afrontamos lentos pero sin pausa y decididos la última subida a esta “maria”,  casi tres kilómetros para alcanzar el Cerro del Pajar del Fraile, y escasos dos kilómetros mas suaves para llegar al Cerro Pocito, esta vez sin descanso y sin saber lo que nos quedaba o lo que nos íbamos a encontrar, nos tiramos por esta última “maria”, bastante mas corta pero con alguna cosita mas técnica, al estar en una zona de bosque de pinos, había multitud de pasos con raíces y al no haber “zetas”, su descenso se hace mas vertical y vertiginoso, kilómetro y medio después salimos al Embalse de Picadas, y por su pista dos kilómetros y medio después al coche y final de la ruta .

Ruta dura para ser la primera convocatoria del año, pero si podemos con esto, podemos con lo demás jejej

Aquí os dejo el track aunque esta sin depurar, pero así os hacéis una idea.

Distancia total: 41.22 km
Elevación máxima: 899 m
Elevación mínima: 513 m
Ascenso total: 1332 m
Descenso total: -1327 m
Tiempo total: 05:41:32

 

 

Próximo sábado otra aventura mas