Comenzamos el día con percances, Bruncy se encuentra una rueda “en el suelo” y nos vemos obligados a repararla y llenarla con liquido sellante antes de poder salir de Madrid. Pese a eso el resto del grupo llega mas tarde, lo que nos brinda la posibilidad de tomar un “cafetito” caliente mientras les esperamos y así combatir la sensación térmica que nos genera esta nublosa mañana.

Así se presentaba la mañana, húmeda y fría

Ya reunido el grupo (Chanly, Marta, Fon, Bruncy y Pepe) comenzamos la ruta; salimos pedaleando del pueblo y rápidamente nos adentramos en una serie de caminos y pistas de continuos sube-baja con alguna rampa dura que harán que entremos en calor.

Así iba entrando en calor el grupo

La foto del día

El propósito de este comienzo es hacernos pasar por las dos presas y y encaminarnos al lado izquierdo del embalse; y es aquí donde comienza la subida, una subida que sin ser especialmente dura nos presenta algún tramo con inclinaciones del 15 y 16% que provocan que el grupo se vaya estirando y por tanto obligue a hacer paradas para reagruparse. La subida es continua y por norma general sobre buen firme, comenzando en pista asfaltada y dando una transición muy progresiva a pista de tierra hasta alcanzar el puerto.

Pero el puerto no es nuestro objetivo, aun quedan casi 200 metros de elevación que ganarle al track para alcanzar el punto mas alto de nuestra ruta: El Pozo de la Nieve. Y es aquí donde comienzan las problemas para algunos y la diversión para otros. La senda que conduce hasta este punto es estrecha, resbaladiza, la cruzan varios arroyos y está repleta de rocas de un considerable tamaño que obligan a portear la bici en mas de una ocasión. Pero las vistas del valle que brinda esta senda con la mezcla de sol y niebla que ofrece el día en ese momento crean una combinación perfecta para excusarse a parar para tomar unas fotografías (y de paso recuperar el aliento).

Mira que foto mas buena para… para… pararse a descansar

Vamos llegando con cuentagotas a El Pozo de la Nieve y aprovechamos para recuperar algo de fuerzas y prepararnos para la bajada. Comenzamos por una bajada de pista algo rota pero asequible para cualquier ciclista de mtb que se precie, sencillamente está algo rota para ser una pista, y progresivamente se va convirtiendo en una senda ancha con algún paso divertido y sobre todo muy rápida; tan rápida que nos desviamos ligeramente del track dejándonos llevar por la velocidad.

El Pozo de la Nieve

Sin mayor dificultad, que la de pedalear un par de kilómetros mas, nos incorporamos nuevamente al track y comenzamos una pequeña subida para ir a visitar a EL ABUELO, un castaño centenario de dimensiones casi monstruosas que se ha convertido en el monumento natural de este castañar.

Bruncy y Chanly junto a El Abuelo

Proseguimos nuestra ruta y tras un breve repecho comienza lo que todos llevamos todo el día esperando, comienza la diversión en forma de sendero y trialera. El descenso comienza siendo una senda rápida con algún salto y algunas rocas que parecen colocadas para ser saltadas y, como no, hacen que todos disfrutemos; poco a poco la senda va estrechándose y aumentando el número de rocas en su haber, sigue siendo rápida pero ya hay que andar mas atento si no queremos “hacernos una parcela” (y tener que ir a regarla en verano) y finaliza en un torrente que, este ya si, puede atragantársele a mas de uno.

“¿Piedras? ¿Donde? Que vengan cuando quieran…”

Después de esto ya solo nos queda un poco de pista, algo de carretera y una pequeña senda para desembocar otra vez en el pueblo y obtener por fin la merecida cerveza y bocadillo.

Esta vista nos acompaño toda la subida a El Pozo de La Nieve

La ruta es perfecta para otoño, ya que la zona en este momento es un regalo a la vista y no requiere un estado de forma bueno, lo cual para estas épocas del año es algo también de agradecer.

Track de la Ruta

Distancia total: 38.87 km
Elevación máxima: 1537 m
Elevación mínima: 647 m
Ascenso total: 1227 m
Descenso total: -1206 m
Tiempo total: 06:22:52