Está claro que la práctica del cliclocross requiere ser de una pasta especial. Tal vez, las ciento setenta pulsaciones por minuto de media que mantienen los competidores de esta especialidad durante una prueba, sea una muestra y una demostración de lo afirmado.

Otra demostración es el vídeo que a continuación podéis ver del campeón del mundo de ciclocross Adam Craig. En este vídeo, Adam demuestra lo buen ciclocrossista que es y su naturaleza tan especial para difundir de esta manera tan enrollada la especialidad del ciclocross.

Pelosstheboss, te lo dedico especialmente. Que, como practicante del ciclocross y puro cachondo mental que estás hecho, Adam Craig me ha recordado a ti 😉