Ciclismo de barrio para amigos de todos los niveles de Lucero, Aluche, Carabanchel, Campamento y Madrid

Autor: Carlos Cienfuegos

Un lucerano en el Tour de Francia. Día 4.

Viernes, 17 de Julio de 2015. Nos despierta el sol que empieza a asomarse por el horizonte. Hemos pasado una noche “interesante” durmiendo en la furgoneta aquí, en la estación de esquí (que obviamente en estas fechas no está operativa) de Pla d’Adet a donde ayer llegamos buscando la residencia que habíamos reservado por internet pero a la que finalmente no pudimos acceder. Como es lógico, nuestro descanso no ha sido el mejor y después del tute que llevamos ya en las piernas nos hubiera venido muy bien haber pasado buena noche, pero no ha sido posible.

Seguir leyendo

Un lucerano en el Tour de Francia. Día 3.

Es jueves, 16 de Julio de 2015 y me encuentro durmiendo en un camping al lado del precioso pueblo de Bielsa. Ayer, entre cervezas, dijimos de levantarnos temprano para ir a ver la salida de la etapa a Lannemezan, que nos pilla cerca, pero como siempre el saco de dormir se nos ha quedado pegado y ya va a ser que no llegamos… Plan alternativo, coger el coche e irnos a Plateau de Beille a ver la última ascensión del día.

Seguir leyendo

Un lucerano en el Tour de Francia. Día 2.

Miércoles, 15 de Julio de 2015. Amanecemos en este entorno idílico (Pirineo Aragonés) con el único plan de coger las bicis e irnos hasta el pueblo francés de Arreau, desde el que nace el Col D’Aspin, lugar que pensamos utilizar para ver a los corredores en estado de sufrimiento. Como siempre, nuestro plan no tiene ni la más mínima laguna, unos 45 km desde donde estamos hasta allí, eso nos lo hacemos en 2 horas yendo tranquilos,a por ello.

Seguir leyendo

Un lucerano en el Tour de Francia. Día 1.

Pues sí, así como lo lees, un lucerano ha estado este año en el Tour de Francia. Después de ver ganar a Froome en los Campos Elíseos ha llegado la hora de contar mi experiencia (no le quería robar protagonismo al bueno de Chris) para que el mundo sepa lo bien (y lo mal) que lo hemos pasado por esos parajes pirenaicos.

Todo comienza recogiendo a quien será mi compañero en este viaje vital, Ardy, que como buen americano que es, se acababa de chupar sus 15 horas de viaje desde el aeropuerto, atención al nombre, John Wayne, Santa Ana, California, para luego chuparse otras 7 horas de viaje en coche hasta Bielsa, último pueblo del Pirineo Aragonés antes de llegar a Francia, pero no nos adelantemos…

Seguir leyendo