Ciclismo de barrio para amigos de todos los niveles de Lucero, Aluche, Carabanchel, Campamento y Madrid

Al asalto del puerto de Cruz Verde

El sábado 11 de junio me trastocaron todos los planes. Lo que iba a ser un día de celebración en la sierra quedó en una merienda cena en casa de la familia. Sin tiempo para organizar nada me limité a comentar a la gente del club que por la mañana intentaría ascender a Cruz Verde. A Luisfer, para variar, le faltó tiempo para apuntarse.

A una semana vista de la Treparriscos, le dije a Luisfer que me planteaba la salida de hoy como medida de mi condición para aguantar esta cicloturista. La Treparriscos son ochenta y cuatro kilómetros, con un acumulado de mil seiscientos metros, lo que le otorga un índice IBP de 94. Para ascender a Cruz Verde buscaba algo similar pero que, sobre todo, escapara del insociable tráfico motero que emplea este puerto como circuito de carreras. Decidí planificar Boadilla, Brunete, Villanueva de la Cañada, Quijorna, Navalagamella, Fresnedillas de la Oliva, Zarzalejo y regresar por El Escorial, Valdemorillo, la M503, Boadilla y Somosaguas. Se quedaba una ruta de ciento veinticinco kilómetros, con un acumulado de casi mil quinientos metros, que superaban la centena del índice IBP.

Quedamos Luisfer y servidor, Quique, a las ocho de la mañana en Metro Casa de Campo. La celebración familiar posterior me obligaba a regresar pronto para los preparativos. Esperaba que a esas horas no hubiera mucho tráfico motero. Y bien es cierto que, comparado con la semana anterior, la M521 estaba mucho menos saturada. No obstante, repetimos con moteros descolgando en las trazadas de las curvas sin respetar el metro y medio y ensordeciendo el ambiente con los escapes libre. Como motero siento vergüenza del poco respeto que mostramos cuando no hacemos más que reivindicar la eliminación de los guardarrailes asesinos.

Luisfer y Quique de ruta

Madrugón para rodar.

En Navalagamella la mayoría de moteros viran para Valdemorillo y atacar Cruz Verde desde El Escorial. Por ello encontramos la paz a partir de Navalagamella, un trazado complicado y evitado por moteros, pero delicioso para los ciclistas. La tranquilidad del entorno permite al ganado pastar tranquilamente al lado de la carretera.

Vacas ciclistas

Vacas pastando apaciblemente.

Tras Fresnedillas de la Oliva, la Sierra Oeste madrileña desborda nuestro gozo con todo su esplendor y convierte el paseo ciclista en un deleite.

Luisfer pedaleando

Luisfer disfrutando de un día perfecto para pedalear.

La temperatura no era tan dura como los días anteriores. Algunas nubes provocaban un delicioso fresquito en los tramos de descenso acelerado. Temía especialmente mi reacción alérgica en esta zona verde de la región. Esta semana acudí a la consulta del Doctor Alberto Sacristán, quien me está llevando el control médico para la Treparriscos. Me recetó aceite de Krill por su efecto antiinflamatorio para sobrellevar mejor los síntomas de la alergia. Todavía estoy impresionado de lo bien que respiré ese día. No sólo en plena naturaleza, sino que no sentí ni el habitual, en mí, bloqueo pulmonar, que me dura la primera media hora de pedaleo y por el que me resulta imposible abrir los pulmones del todo para coger aire/energía para pedalear. Todo un descubrimiento.

A ritmo muy tranquilo, yo, llegábamos a Cruz Verde. Luisfer llegó bastante antes que yo. Mi falta de punto hace que me tome estas rutas con tranquilidad para no pillar una buena tostada.

Luisfer y Quique en Cruz Verde

Cruz Verde conquistada.

Los bares del puerto estaban hasta la bandera de moteros. Por ello optamos no complicarnos y descender de nuevo por Zarzalejo. Las horas avanzaban y el Sol empezaba a apretar. El avituallamiento líquido y solido fue constante y no sentimos deshidratación ni hambre en ningún momento.

En el Polideportivo Municipal de Boadilla sufrimos el percance del día. La lección para aprender que yendo a rueda hay que ir con los dedos de las manos sobre las manetas de los frenos y extremadamente atentos al ritmo de quien va en cabeza. Iba en cabeza y llegamos al paso de peatones. Fui a detenerme para ceder el paso a un peatón y Luisfer me alcanzó por detrás. Se engancharon las bicis. Tras un breve forcejeo, Luisfer consiguió soltarse, pero fue al suelo. El golpe se lo comió Luisfer, mientras que su bici sufrió un desgarro en la cinta del manillar. Yo no sufrí percance personal, mientras que la zapata de freno y el cierre de la rueda mostraban las consecuencias del enganchón. Y menos mal, porque me temí que se hubieran reventado los radios de la rueda. Así es que ya sabemos que yendo a rueda hay que ir extremadamente atento para no registrar percances como el vivido.

Esta incidencia no enturbió el fantástico día de ciclismo vivido. Hasta la climatología nos dio un respiro y no sufrimos el agobiante calor de los días precedentes. A la una de la tarde estábamos ya en el barrio. Las obligaciones personales nos obligaban a prescindir de la cerveza de rigor.

Ruta de la Neobike

¡Advirtiendo de mi presencia!

Finalmente el GPS nos daba la información siguiente:

Distancia total: 125,387 Km
Desnivel de subida acumulado: 1.488 m
Tiempo en movimiento: 4:57:42
Velocidad media en movimiento: 25,27 Km/h
Velocidad máxima sostenida: 61,31 Km/h

Gráfica IBP Cruz Verde

Distancia total: 125.23 km
Elevación máxima: 1228 m
Elevación mínima: 536 m
Ascenso total: 1489 m
Descenso total: -1492 m

 

El próximo sábado, 18 de junio, Alberto y yo nos vamos a la Treparriscos. Alberto ya la conoce del año pasado e irá a disfrutarla. Yo, espero terminarla. Las previsiones meteorológicas no son nada halagüeñas. Ya os contaremos cómo nos hemos desenvuelto en esta cicloturista.

Y, para este verano, tenemos intención de atacar Morcuera y Canencia. Ya os avisaremos con tiempo para que os animéis a venir. Saludos a todos.

3 comentarios

  1. Jhoosse

    Esta me la apunto, que hace tiempo que llevo detrás de hacerla

  2. Aircool

    Kike, me apunto lo del aceite de krill. A mi tambien me cuesta abrir los pulmones al principio. Un saludo

    • maicronamaste

      Pues a mí me ha ido de maravilla. Muy recomendable. Ya me contarás.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: