Ya tenemos la plaza asegurada en la Quebrantahuesos. Ya hemos formalizado la inscripción. Ahora toca lo duro, lo difícil, sacrificarse para llegar en condiciones a la cicloturista más famosa de España.

Seguir leyendo