Mañana calurosa de verano, da igual lo que se madrugue, porque el sol te pillará de lleno mas pronto que tarde.

Y es que pretendíamos al menos subir el pico Abantos sin muchos calores, pero ya en las zetas del Tomillar se empezó a notar el calor y no nos abandonó hasta las cervezas.

Seguir leyendo